De Claudia Prócula al Canijo…¡Qué viaje!

Dice la leyenda que cuando Pilatos iba a dar la sentencia sobre el justo, su mujer le aconsejó que no se mezclara en ese asunto…

La política municipal en Pozoblanco ha dado tantos tumbos en los últimos años que ya no sabe uno qué pensar. Tras el sainete de la subida al poder de Pablo Carrillo, con la presencia de Benito García en el banquillo, muchos sospechábamos que dicho pacto anti-natura no llegaría a buen puerto.

Siempre se dice que la realidad supera a la ficción. Y esta vez este dicho no se ha quedado corto. Ahora, en estas dos semanas, estamos asistiendo a la puesta en escena del cuadro cómico del sondeo sobre la peatonalización de la calle Mayor.

Mucho hemos hablado sobre el tema. Desde esta Atalaya hemos aportado, defendido y argumentado ideas suficientes como para llevar a cabo un proyecto serio. Pero la seriedad está reñida con la política municipal.

Se podría llegar a pensar que la figura de Benito García, una vez perdidas sus opciones de alcanzar “la poltrona” del poder, se limitaría a aconsejar a Pablo Carrillo (los dos andan en el mismo barco). Ahí tiene el líder del CDI la oportunidad de representar el papel de Claudia Prócula para intentar que su Pilatos particular no se meta en charcos. Viendo la catadura de los “concursantes” algún chusco apostillaría que más que estas figuras históricas, la comparación estaría más acertada si pensáramos en “El Tiñoso” y “El Canijo” de la serie de televisión “Érase una vez el Hombre”.

Tiñoso y Canijo

Y tendría toda la razón. Porque después de llevar a cabo la peatonalización de esta calle, de la forma tan chapucera en la que se ha hecho, dar marcha atrás…

Y lavarse las manos convocando al pueblo en la plaza para escenificar una pretendida consulta no vinculante…

Me resisto a comparar al duo Carrillo-García con Pilatos y su Señora. Aunque la imagen así nos lo pueda sugerir.

Hagámosle caso a nuestro amigo Antonio Jimeno y vayamos a votar, aunque tan sólo sea para participar en este despelote festivo-pseudodemocrático-jocoso. Y desde aquí lanzamos en guante para, en una tertulia y ante unos cafés, discutamos con seriedad la peatonalización de nuestra vapuleada Calle Mayor. Vaya pensando fechas, Don Antonio que podamos disfrutar de su compañía y su sapiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *