Despeatonalicemos

Despeatonalicemos

Dicho así, en abrupto, suena casi a insulto. Y no es otra cosa. El tema de la calle Mayor está empezando a convertirse en un insulto a la ciudadanía de Pozoblanco.

En primer lugar, quiero dejar constancia de mi más firme apoyo a que la calle Mayor sea peatonal, ya que este pueblo adolece de sitios donde los peatones podamos estár tranquilos sin vernos  permanentemente amenazados por la proximidad de los vehículos a motor.

Pozoblanco es un pueblo inhóspito para el que gasta suela de zapato. Las aceras son estrechas (si existen) y suelen estar invadidas por multitud de objetos que dificultan su uso. Eso en el mejor de los casos de que el tiempo acompañe. Porque si lo que se pretende hacer es un trayecto en un día de lluvia… la odisea puede ser para recordar.

beatles

El acerado de la población, su diseño, su mantenimiento y el respeto del mismo es cuestión de risa. Es imposible, en una mayoría de los casos, poder circular con alguien del brazo o de la mano. Es una aventura llevar un carrito de un bebe sin exponerlo a multitud de saltos, bajadas, subidas, equilibrios, etc.

Desde nos se sabe cuando sólo se ha pensado en el coche. Y cuando se decide dedicar una calle al peatón se ejecuta la orden de la forma más lamentable posible.

A este coctel le añadimos intereses, oportunistas, ineptos, crisis, etc y tenemos la polémica servida.

Me he pasado todo este tiempo viéndolas venir. Observando sin opinar. Pero ya ha llegado la hora de tomar partido.

Destapemos el tarro de las esencias…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *